Cuando una relación se termina puede haber dolor, pero soltar una relación negativa es una ganancia, no una pérdida.

Alline Powell

Cuando somos niños recibimos educación sexual en la primara, muchos experimentamos el sexo en nuestra adolescencia, y tal vez aprendemos acerca de psicología social de las relaciones en la universidad. Sin embargo, cuando se trata de aprender de las complejidades de las relaciones, el romance, la comunicación, la honestidad, etc., realmente no se nos da mucha guía o educación, o peor aún, la información ofrecida es por medio de revistas o redes sociales.

Decoration in love shaped form on table with food and wine glasses during celebration

Una verdad de las relaciones es que requieren pruebas y errores, desde estar con personas que no van contigo, hasta aprender cómo llevar una relación armoniosa. Es posible que hayas experimentado algo de lo que estoy hablando a lo largo de tu historia en las relaciones de pareja.

Un gran problema que tenemos es que muchos comportamientos negativos de las relaciones están engranados en nuestra cultura. Idealizamos la idea del amor romántico sin preocupaciones ni responsabilidades, donde dos personas se van en dirección al atardecer y viven felices para siempre aun antes de realmente conocerse uno al otro. También se nos enseña a objetificar nuestras relaciones y cuidarlas como si la otra persona fuera nuestra propiedad personal. De esta manera, nuestras amistades y amantes son tratados como bienes en vez de seres humanos con libre albedrío y autodeterminación con quienes compartimos amor y apoyo emocional.

Gracias a diversas investigación científica sobre cómo vivir relaciones sanas y felices, tenemos información de lo que se necesita para no caer en estos comportamientos negativos y evitar relaciones con personas que muestran señales de estar perdidos en ellos. Por lo tanto, te comparto 10 tipos de relaciones negativas que es importante aprender a evitar:

1. RELACIONES QUE SON MANEJADAS POR UNA SOLA PERSONA.

Una relación es negativa cuando una sola persona tiene todo el control. Punto.

A veces, cuando sentimos que no tenemos el control, o que estamos un poco perdidos, puede ser tentador buscar a alguien que está dispuesto a tomar las riendas de tu vida, solo para poder sentir un poco de alivio de la presión. Sin embargo, considera esto:  si pones un collar alrededor de tu cuello y le das la correa a alguien más, no tienes ninguna forma de decir para decidir la dirección en la que están llevando tu vida.

Nadie debe de sentirse sin poder o atrapado en una relación. Es más, si una persona se siente sin poder o atrapada, no existe una relación. Porque las relaciones se tratan acerca de algo muy importante: la libertad. Las relaciones saludables están construidas en los cimientos sólidos del libre albedrío o libertad, y trabajo en equipo. Y ya que las relaciones son uno de los mejores vehículos de desarrollo personal y felicidad, el viaje más importante que vas a hacer es encontrarte con alguien a mitad del camino. Vas a lograr mucho más cuando trabajas en conjunto con tu pareja, en vez de en contra de ella o al tratar de controlarla. Realmente es un círculo completo. La fuerza de una relación depende de la fuerza de cada uno de los integrantes en ella, y la fuerza de cada integrante a largo plazo depende de la calidad de la relación.

2. LAS RELACIONES DEBEN DE COMPLETARTE.

Nuestra cultura, la cual está basada en fantasías de amor romántico, muy seguido nos sugiere que una vez que conoces a la persona “indicada o perfecta” vas a salir de tu miseria, soledad o aburrimiento, y te vas a elevar a un estado de completitud y dicha perpetua.

Por lo tanto, es fácil creer que es el trabajo de tu pareja hacerte feliz y hacerte sentir completo. Pero la verdad es que, aunque una relación saludable puede traerte alegría, no es el trabajo de tu pareja llenar tus espacios vacíos. Ese es tu trabajo y solamente tuyo. Hasta que puedas aceptar total responsabilidad de tus vacíos, soledad, aburrimiento, dolor, traumas de la niñez, baja autoestima, ignorancia, etc., inevitablemente van a resultar problemas en la relación.

Ese deseo de sentirte completo viene de estar fuera de contacto con quién eres, con tu ser. Nadie más en el mundo puede hacerte feliz. Esto es algo que tienes que hacer por tu propia cuenta. Y tienes que crear tu propia relación contigo mismo y crear tu propia felicidad antes de que puedas realmente compartirla con alguien más.

Solo imagina qué diferente sería el mundo si dos personas llegaran a compartir su felicidad, en vez de hacerse responsables de ella uno al otro.

3. LAS RELACIONES QUE SE BASAN EN CODEPENDECIA.

Cuando tus acciones y pensamientos giran alrededor de otra persona, completamente olvidándote de tus propias necesidades, se identifica como codependencia. Cuando hay un precedente en la relación de que la otra persona es responsable de cómo te sientes todo el tiempo (y viceversa), entonces los dos van desarrollando tendencias codependientes. Pronto, ninguno de los dos tiene permitido planear algo sin antes pedir permiso. Todas las actividades, aun las cosas más mundanas, como ver la TV, tienen que ser negociadas y acordadas. Cuando alguno se molesta, cualquier otra cosa, aunque sea necesaria, se olvida o se deja tirada, porque ahora hay que enfocarse en la persona molesta, ya que tu responsabilidad hacer que se sienta bien.

El más grande problema de ir desarrollando estas tendencias controladoras, es que van llenando a las personas de resentimiento. Claro, si mi pareja llega enojada porque tuvo un día difícil en el trabajo y necesita mi apoyo, se comprende. Pero si se vuelve una expectativa que mi vida gira alrededor de su bienestar emocionar las 24hrs al día, eventualmente me voy a resentir y me voy a cansar de manejar sus emociones y deseos.

“El mayor regalo que le puedes dar a alguien es tu propio desarrollo personal”.

Jim Rohn

Hay un dicho popular que dice “si me cuidas, yo te cuido”, pero considero que algo más acertado es “yo me cuido para ti, si tú te cuidas para mí.”

Te invito a tomar responsabilidad por tus emociones y permitir que tu pareja y tus amigos sean responsables por las de ellos. Cuando decides darle tiempo a tu desarrollo interno y aprendes la diferencia entre ser una pareja empática que apoya a una que está obligada a hacerlo todo el tiempo, podrás manejar relaciones en más armonía. Y cualquier sacrificio que hagas por otros, va a ser por tu propia decisión de amar, no por un sentido de obligación o expectativas.

4. LAS RELACIONES BASADAS EN EXPECTATIVAS IDEALISTAS.

Tú no amas ni aprecias a una persona porque es perfecta, tú amas y aprecias a una persona a pesar de que no lo es. La perfección y peor aún, el perfeccionismo, son una fantasía fatal – algo que ni tú ni nadie nunca va a poder lograr. Ten cuidado de una tendencia a tratar de “arreglar” a alguien cuando NO están rotos. Son perfectamente imperfectos, tal como deben de ser.

Realmente, entre menos esperes de alguien que amas, más feliz va a ser tu relación con ellos. Nadie en tu vida va a comportarse como esperas o como te gustaría, nunca. No son TÚ y no te van a amar, dar, servir, comprender, o contestar como te gustaría.

Young African American man sitting at table and arguing with woman while having breakfast at home

La más grande decepción en la vida y en las relaciones vienen de expectativas puestas en los lugares equivocados. Mantener controladas tus expectativas irrealistas de cómo alguien debe o no debe de ser, va a reducir grandemente frustración y sufrimiento innecesario. Mejor aún si trabajas en eliminarlas de ti. En pocas palabras, ninguna relación real va a ser perfecta, pero si ambos están dispuestos a trabajar para hacerla armoniosa, abierta y honesta, puede ser algo que siempre has soñado.

5. LAS RELACIONES DONDE SE USA LA CULPA DEL PASADO PARA JUSTIFICAR LA ALTIVEZ DEL PRESENTE.

Cuando tu pareja continuamente te culpa por errores del pasado, estás en una relación negativa.  Si ambas personas en la relación hacen esto, se meten en una batalla sin esperanza para ver quién se ha equivocado más a través de los años, y, por lo tanto, quién debe la disculpa más grande.

Cuando usas los errores del pasado de alguien para tratar de justificar tu altivez en el presente, entras en una situación perder-perder. No solamente estás evitando confrontar el problema presente, sino estás sacando a la superficie la culpa y el resentimiento del pasado para manipular a la otra persona a que se sienta mal en tiempo presente.

Si esto se da por un periodo de tiempo largo, eventualmente ambas personas en la relación van a gastar su energía tratando de probar al otro que son menos culpables que la otra persona en vez de resolver el problema que tienen en tiempo presente. Gastan todo su tiempo juntos tratando de no estar equivocados, luchando por ganar la razón de quién está en lo correcto, en vez de buscar la solución del problema.

Debes de estar consciente de que cuando escoges estar en una relación con alguien, estás escogiendo estar con todos sus errores del pasado y los que probablemente va a seguir haciendo (¿recuerdas que nadie es perfecto?). Si no aceptas esos errores, entonces ultimadamente no aceptas a la persona. Si hay algo que te molesta tanto del pasado, debiste haberlo manejado en su momento. De otra manera, hay que hacer una limpieza emocional para permitir que el pasado se quede dónde está y la relación pueda vivirse en tiempo presente.

6. LAS RELACIONES CONSTRUIDAS SOBRE MENTIRAS DIARIAS.

La integridad y su consecuencia, la confianza, son cimientos de una relación saludable y en armonía. Cuando la confianza se rompe, no solo toma tiempo y disposición de ambas partes para reparar y sanar la relación, sino que cada persona tendrá que hacer su propio trabajo interno. He tenido clientes que me han dicho algo como “no le dije, pero no le mentí”.  Esto es una contradicción, ya que omisiones también son mentiras. Si tienes que cuidar tus pasos, solo es cuestión de tiempo antes de que la verdad se descubra y la confianza en la relación se rompa.

En un nivel más profundo, al no ser honestos en una relación no es posible crear verdadera intimidad, confianza, lealtad y conexión. ¿Cómo puedes crear estos si realmente no conoces a la otra persona? ¿Cómo puedes esperar que alguien te ame de verdad si no conoce quién eres realmente?

Mi maestro me ha enseñó esta frase hace muchos años: “es mejor tener un enemigo honesto, que un amigo que rompe su palabra”. Te invito a reflexionar en ella y que quites tu atención de las palabras de las personas, y pongas más atención en sus acciones. A la larga, sus acciones te mostrarán la verdad. No dejes pasar mentiras. Si sorprendes a alguien mintiéndote, confróntalo. Algunas personas son adictas a mentir, o tal vez nunca aprendieron a ser honestas, y siguen mintiendo con la falsa esperanza que algún día las mentiras se volverán verdad. No caigas en esas ilusiones. No permitas que sus mentiras se vuelvan tu realidad. No tengas miedo de mantenerte firme en la verdad – TÚ verdad. El perdón y la reconciliación no puede comenzar hasta que la verdad salga a la luz.

“Cuando la verdad es reemplazada por el silencio, el silencio es una mentira”.

Yevgeny Yevtushenko

7. LAS RELACIONES CON AUSENCIA DE PERDÓN Y EN CONTRA DE RECONSTRUIR LA CONFIANZA.

Algo muy, muy importante para tu vida y tu felicidad es comprender que una confianza rota PUEDE ser reparada.

Todos estamos en un proceso de crecimiento, y así como cuando aprendiste a caminar, te caíste varias veces, en el proceso de vivir en honestidad e integridad vas a fallar. En casi todas las relaciones de largo plazo la confianza se rompe en algún momento. Es esencial comprender que puede ser reparada, siempre y cuando ambas personas están dispuestas a hacer el trabajo duro que requiere el desarrollo personal.

De hecho, es justo en medio de estas tormentas donde se siente que toda la relación se ha desmoronado, que tienes la oportunidad de romper patrones, sacar cosas a la luz, cambiar hábitos y modificar dinámicas que no les han estado sirviendo. No te voy a mentir, es un trabajo duro y doloroso, y hay un deseo intenso de salir corriendo, especialmente cuando crees que la confianza no puede ser reparada. Si abres tu mente y tu corazón a reconocer que la confianza crece y cae a través de una vida juntos, es mucho más posible que encuentres una fuerza interna de aguantar, trabajar y crecer juntos. Encontrarás que en una relación profunda vas a tener que perdonar mucho, el cual requiere sentir compasión y empatía por la otra persona. Si hay amor verdadero en la relación, podrán hablar de sus fallas mutuas e ir a través del proceso de perdón y sanación. Perdonar y sanar juntos traiciones y fallas hace las relaciones más fuertes y de profunda confianza.

8. LAS RELACIONES EN LAS CUALES LA AGRESIVIDAD PASIVA SE USA POR ENCIMA DE BUENA COMUNICACIÓN.

El comportamiento de pasividad agresiva toma muchas formas, pero puede ser descrito generalmente como una agresión no verbal que se manifiesta en comportamientos negativos. En vez de abiertamente expresar como se sienten, una persona hace gestos sutiles fastidiosos, dirigidos a ti. En vez de decir lo que les molesta, buscan formas pequeñas y nimias para lastimarte hasta que te molestes y les pongas atención.

Man And Woman Sitting On A Bench Having A Discussion

Esta es una relación negativa bastante obvia. Muestra claramente que los integrantes no están cómodos comunicando abierta y claramente uno con el otro. Una persona no tiene ninguna razón de ser pasiva agresiva si se sienten seguras de expresar cualquier preocupación o inseguridad dentro de una relación. Una persona nunca sentiría una necesidad de esconderse detrás de agresividad pasiva si sintiera que no van a ser juzgados o criticados por lo que están pensando o sintiendo.

En relaciones saludables, los sentimientos y deseos son compartidos abiertamente. Es importante ser claros que la otra persona no es responsable ni está en la obligación de estar de acuerdo con tus ideas u opiniones, pero que te gustaría tener su apoyo. Si realmente te aman, lo más seguro es que te lo darán o buscarán la manera de negociarlo.

9. LAS RELACIONES CONTROLADAS POR EL CHANTAJE EMOCIONAL.

El chantaje emocional es cuando una persona trata castigar emocionalmente a su pareja cuando no hace exactamente lo que quiere. La clave es que una persona cambia su comportamiento, en contra de su propia voluntad, como resultado del chantaje emocional. Visto de otra forma, si no hubiera chantaje, la respuesta o acción seria diferente, pero ya que hay miedo al castigo emocional, te rindes y lo aceptas.  Este es un comportamiento extremadamente negativo.

La solución, al igual que el punto anterior, es mejor comunicación y aprender a poder límites. Nunca debería de haber un castigo o una consecuencia emocional, solamente una conversación honesta. Es de suma importancia que ambas personas en una relación sepan que los pensamientos y sentimientos negativos puede ser comunicados con seguridad uno al otro sin que haya castigos o consecuencias negativas. De otra forma, las personas suprimen sus verdaderos pensamientos y sentimientos, lo cual conduce a un ambiente de desconfianza y manipulación.

Tal vez hay algo que realmente te molesta acerca de tu pareja. ¿Por qué no has dicho nada? ¿Te da miedo que se enojen? Tal vez si se van a enojar, pero tal vez no. De cualquier forma, necesitas confrontarlo de manera constructiva y evitar dejarlo para después u “olvidarlo”, ya que se va a ir empeorando poco a poco, envenenándote por dentro, hasta que la situación explote.

Recuerda, está bien estar enojado o que algo no te guste de la persona que amas. Al final de cuentas, es un ser humano creciendo y aprendiendo también, es imperfecto. Es muy importante diferenciar entre el compromiso con una persona y que siempre te tiene que gustar, o tienes que estar de acuerdo, con sus acciones o decisiones. Alguien puede amar mucho a su pareja y no estar de acuerdo con cosas o acciones de ella. Al contrario, cuando dos personas son capaces de comunicar observaciones o retroalimentación de manera sincera, sin juicios ni chantaje emocional, pronto verán que el compromiso uno al otro y la intimidad en la relación va a ir creciendo.

10. LAS RELACIONES QUE SIEMPRE SE DEJAN PARA DESPUÉS.

Fallar en crear tiempo de calidad en las relaciones profundas es una de las acciones negativas más fuertes que hay. Aun así, muy seguido las personas no se dan cuenta – al menos por un tiempo – hasta que todo comienza a derrumbarse.

“Nunca tiene tiempo para mí”. “Hace mucho no salimos juntos”. “A veces siento que ya no la conozco”. Son frases comunes que escucho de personas que están pasando a través de esto.

Las relaciones son como cualquier otra entidad viviente: requieren tiempo dedicado para sobrevivir y prosperar. Es fácil permitir que la vida te consuma, especialmente si tienes hijos pequeños, trabajo, familia y un cuerpo que necesita cuidados como energía y ejercicio. Sin embargo, tu pareja es como una planta que necesita ser regada con tiempo de calidad cada semana o comienza a marchitarse. Asegura hacer tiempo cada semana para enfocarte en las personas que te importan, y cada día regar, aunque sea unos minutos de tiempo de calidad en tu pareja.

El tiempo es la divisa de las relaciones. No hay forma de invertir en una relación sin invertir tu tiempo.

No hay nada que puedas dar que sea más apreciado que tu atención sincera y enfocada – tu presencia total. Darle tu tiempo, escuchar en presencia y no estar en el celular, o esperando que pase el tiempo, es la mejor manera de decir “te amo”. Realmente es el gesto más valioso que puedes hacer por otro ser humano.

Couple, Beach, Bicycles, Bikes, Holding Hands, Lovers

Si te gustaría aprender más acerca de cómo moverte de una relación negativa a crear una positiva, te invito a tomar mi curso “Relaciones y Personas que Brillan”, donde comparto lo que necesitas saber y practicar para crear armonía, cooperación y mucho amor en tus relaciones.

¡Haz click aquí y únete a un cambio interno!

Photo of Woman Hugging Her Man